Mecanismos de la hipertrofia muscular (IV)

Desde hace tiempo se plantea que existen tres mecanismos que son los principales responsables de que se inicie la hipertrofia muscular al realizar entrenamiento de fuerza: tensión mecánica, daño muscular y estrés metabólico. A continuación, vamos a hablar un poco acerca de cada uno de ellos.

Tensión mecánica


La tensión inducida mecánicamente producida tanto por la generación de fuerza como el estiramiento muscular se considera esencial para lograr hipertrofia. Durante las contracciones excéntricas, se desarrolla tensión muscular pasiva debido a la elongación de los elementos extra-miofibrilares, especialmente el colágeno de la matriz extracelular y la titina1. Decir que esta tensión pasiva afecta principalmente a las fibras rápidas frente a las fibras lentas, en lo que a respuesta hipertrófica se refiere. Sin embargo, esta tensión no es el único factor que determina las ganancias a nivel muscular, de hecho, altos grados de tensión mecánica, muchas veces inducen mejoras simplemente a nivel neural, sin hipertrofia resultante.

Daño muscular


Cuando realizamos un entrenamiento de fuerza, este va a generar en mayor o menor medida un cierto grado de daño muscular, y esto provocará que se genere una respuesta hipertrófica. La respuesta al daño muscular generado, se ha comparado a la respuesta inflamatoria aguda que tiene lugar ante una infección. Sin embargo, en este caso, el proceso de regeneración celular va a venir acompañado de un cierto grado de hipertrofia debido a la concentración y actividad de las células satélite en estas regiones dañadas.

Estrés metabólico


Numerosos estudios apoyan el papel anabólico del estrés metabólico inducido por el ejercicio, incluso algunos han apoyado que la acumulación de metabolitos (lactato, hidrogeniones, fosfato inorgánico, creatina y otros, se acumulan como resultado del proceso de glucólisis anaeróbica2 necesario para la producción de ATP) puede tener más relevancia que el desarrollo de un gran nivel de fuerza en cuanto a la optimización de las ganancias de hipertrofia muscular. Además, la isquemia muscular generado provoca un efecto añadido a nivel de hipertrofia. El estrés va a provocar alteraciones a nivel hormonal, inflamación, producción de radicales libres, un ambiente más ácido, así como un aumento de la actividad de proteínas que van a inducir el crecimiento muscular.

Ten en cuenta que…

Para poner en marcha los tres mecanismos que hemos explicado en este artículo, a la hora de entrenar, debemos tener en cuenta las diferentes variables que van a influir directamente en la manifestación y el resultado a nivel de hipertrofia de estos tres mecanismos. Estas variables del entrenamiento que debemos considerar son las siguientes: intensidad, volumen, ejercicios, recuperación entre series, carácter del esfuerzo y la velocidad de ejecución.

Glosario

  1. Titina: es la proteína más grande que se conoce, tiene r funciones: Primero, estabilizar la posición de los filamentos contráctiles y segundo, Su elasticidad retorna los músculos estirados a su longitud de reposo.
  2. Glucólisis anaeróbica: Este sistema energético aparece cuando las reservas de ATP y fosfocreatina se agotan y el músculo debe volver a sintetizar ATP a partir de la glucosa en un proceso denominado glucólisis.

REFERENCIAS:

Deja un comentario